Batido de frutas

Batido de piña, áloe vera, avena y jengibre, para eliminar la barriga y no enfermarte nunca más.
Todos conocemos los increíbles beneficios del áloe vera, de la piña, de la avena y del jengibre, son excelentes para cuidar tu salud y el funcionamiento de tu organismo. Además de ser poderosos depuradores de toxinas.
Te presentamos un rico batido que combina todos los beneficios medicinales y alimenticios del jengibre, la piña, la avena y el áloe vera.
Consume este delicioso batido por una semana todos los meses, y no volverás a enfermarte nunca más, ya que subirá tus defensas y tu sistema inmunológico.

  • Estos alimentos juntos son una excelente fuente de fibra, de vitaminas y antioxidantes.

Ingredientes

  • Media taza de piña picada
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 2 cucharadas de pulpa de áloe vera
  • 3 cucharadas de avena integral en hojuelas

Preparación

Hierve el jengibre en 4 onzas de agua durante 3 minutos, luego déjalo reposar por unos 5 minutos. Luego agrega el jengibre con todo y el liquido en una licuadora, y agrega la media taza de piña, las 2 cucharadas de pulpa de áloe vera y las 3 cucharadas de avena. Bátelos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.
Sírvelo y tómalo recién hecho. Este batido puedes tomarlo a cualquier hora, pero una excelente opción es tomarlo en las mañanas.

Beneficios de este batido
Mejora el funcionamiento de la flora intestinal
Ayuda a mantener el colon saludable
Limpia el organismo de toxinas
Ayuda a regular el metabolismo
Disminuye el dolor en las articulaciones
Tiene propiedades anti-inflamatorias
Mejora la circulación
Previene la degeneración muscular
Ayuda a combatir la fatiga y el cansancio
Ayuda a combatir la anemia
Aumenta las defensas de tu sistema inmune

 

«Consulta a tu médico. Recuerda que esto es sólo una recomendación y está sujeta a cada estilo de vida. El uso y realización de estos tips es responsabilidad de quienes los practican»

15 consejos para una alimentación saludable

Si le interesa mantener un estilo de vida saludable y no subir de peso, estos consejos le serán muy útiles.

  • A la hora de consumir lácteos lo ideal es inclinarse por los descremados y por los quesos blancos.
  • Elija embutidos bajos en grasa.
  • Coma cinco porciones de verduras y frutas al día. En este caso tenga en cuenta que una porción es equivalente a una pelota de tenis.
  • Para preparar las verduras, no permita que se sobrecocinen pues pierden muchas de sus propiedades y de la firmeza. Prefiéralas crujientes y frescas.
  • Para cocinar busque recetas preparadas al horno, al vapor, en papillote o a la plancha, con especias naturales; y evite fritos y horneados con salsas cremosas.
  • Termine de comer cuando se sienta satisfecho y no espere a estar lleno.
  • Manténgase bien hidratado siempre y recuerde que para ello nada mejor que el agua.
  • Desde el momento de hacer las compras en el supermercado planee su alimentación y la de su familia. Dígale no a los precocidos, snacks, gaseosas, golosinas y productos artificiales.
  • No consuma tanta sal y prefiera la que tiene menor contenido de sodio y solo coma una harina en cada comida.
  • Incluya el pescado como mínimo dos veces a la semana en su dieta, pues es uno de los alimentos con más propiedades. El pescado azul por ejemplo es rico en ácidos grasos omega 3.
  • Dígale sí a los frutos secos ya que constituyen una fuente de proteínas, fibra, vitaminas y grasas equilibradas.
  • Utilice recipientes antiadherentes para minimizar el consumo de grasas.
  • Reduzca la cantidad de azúcar que consume. Utilice canela, nuez, moscada, extracto de vainilla o almendra para darle sabor a sus comidas.
  • Consuma más granos. Aportan muchas proteínas y dan mayor sensación de saciedad.
  • Lea siempre las etiquetas de lo que va a consumir. Esto le indicará cuáles son los componentes del producto y si son saludables.